fbpx

DIFERENCIAS ENTRE MARKETING Y PUBLICIDAD

Diferencias entre marketing y publicidad

Antes de adentrarnos de lleno al marketing digital, vamos a hablar de algunos aspectos del marketing tradicional. Sí, de ese marketing que es fundamental para poder implantar o crear estrategias en el mundo digital. En concreto en este post nos centraremos en las diferencias entre marketing y publicidad.

¿Son lo mismo? ¿Qué diferencias hay entre marketing y publicidad? Sois muchos los que tenéis esas dudas ya que no sabéis exactamente sus significados, hasta donde se habla de marketing y hasta donde de publicidad. Pues bien, vamos a intentar aclarar estas dudas antes de que empecéis con algún proyecto o campaña en vuestra empresa. Aunque estos dos conceptos vayan de la mano, estamos ante dos ideas distintas.

¿Qué es el marketing?

Philip Kotler, considerado el gurú del marketing, lanzó un libro titulado Las preguntas más frecuentes sobre marketing, en el cual reunía todas las preguntas que se han repetido a lo largo de los años, definiéndonos como Marketing, “La ciencia y el arte de explorar, crear y entregar valor para satisfacer las necesidades de un mercado objetivo, y obtener así una utilidad. El Marketing identifica las necesidades y los deseos insatisfechos; define, mide y cuantifica el tamaño del mercado identificado y la potencial utilidad; determina con precisión cuáles segmentos puede atender mejor la compañía, y diseña y promueve los productos y servicios apropiados.” (p.11, 2005)

Años más tarde este concepto fue explicado de nuevo por Philip Kotler, y Kevin Lane Keller, en su libro Dirección de Marketing (pag.5, 14ºED., 2012,) como, “El marketing es un proceso social por el cual tanto grupos como individuos, obtienen lo que necesitan y desean mediante la creación, oferta y libre intercambio de productos y servicios de valor con otros grupos e individuos.”

El marketing es un grupo de estrategias que ayudan a las empresas a conseguir sus objetivos, a mejorar la percepción de marca, a aumentar el acercamiento entre compradores y vendedores..., en conclusión a incrementar las ventas. Para conseguir esa gran estrategia y hacer un buen plan de marketing, debemos comenzar centrándonos en las llamadas 4Ps del marketing: producto, precio, promoción y punto de venta o distribución.

Por lo tanto, primero comenzaremos analizando el mercado y estudiando además de la competencia, a nuestro consumidor final. Debemos tener claro el producto que vamos a poner a la venta y el precio al que nuestros clientes lo van a adquirir. Estudiaremos de qué forma lo vamos a distribuir o vender, además de elegir la comunicación que se va a llevar a cabo para llegar a esos consumidores finales. Todas estas estrategias, todo este proceso es el marketing. Esto nos llevará a conseguir los principales objetivos del marketing que son captar la atención de los clientes, retenerlos y fidelizarlos, de forma que incrementemos las ventas

¿Qué es la publicidad?

Existen varios tipos de definiciones legales que pueden llegar a ser confusas, como la determinada por La Ley General de Publicidad 34/1988 del 11 de Noviembre que la define como: “Toda forma de comunicación realizada por una persona física o jurídica, pública o privada, en el ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional, con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones.” Por ello, nos vamos a centrar en una serie de conceptos que nos aclararán la definición de publicidad.

Para centrarnos en esta definición, recurrimos al que muchos conocemos como el padre de la publicidad moderna, David Ogilvy. Este publicista concluye que «la publicidad no es arte, es sólo un medio de información, un mensaje para lograr un único propósito: VENDER. La publicidad que tendrá éxito es aquella que se basa en la información acerca de su consumidor y un buen anuncio es aquel que vende el producto sin atraer la atención sobre sí mismo«. El creativo debe saber que “su rol es vender, no puede dejar que nada le distraiga del único propósito de la publicidad.”

Podemos encontrarnos a algún autor que centre el objetivo de la publicidad en vender, pero como sabemos la publicidad se encuentra dentro del marketing y junto con otras estrategias, ayuda a éste a conseguir sus objetivos, entre los que destaca incrementar las ventas. Pero lo que se consigue con la publicidad es influir en el consumidor, por lo que sus objetivos son: informar, persuadir y recordar.

La publicidad informa, para dar a conocer los detalles y características de los productos que ofrece su empresa. Más adelante persuade al cliente para que adquiera ese producto y no los de la competencia, de forma que influya en el pensamiento, comportamiento y proceso de compra del consumidor. Finalmente, debe conseguir que el consumidor recuerde su marca o producto incluso después que desaparezcan los anuncios publicitarios, de manera que éste siga persuadido por su empresa a la hora de la elección o compra.

La publicidad se define como aquella forma que tienen las empresas de comunicar, informar y persuadir a los consumidores, para dar a conocer tanto su marca como sus productos o servicios. Es la forma más clara y más inmediata de poder influir en las decisiones o compras de nuestros consumidores.

¿Qué diferencias hay entre marketing y publicidad?

Como hemos visto, para conseguir una buena estrategia de marketing debemos comenzar por las llamadas 4Ps. Y es aquí, donde encontramos una de las diferencias entre marketing y publicidad. Dentro de estas 4Ps se encuentra la promoción que incluye varias herramientas como la publicidad, propaganda, promoción de ventas, relaciones públicas… Por tanto, la publicidad es un tipo de acción que se engloba dentro del marketing en la P de Promoción.

Otra de las diferencias entre marketing y publicidad que destacaríamos son las intenciones principales de cada una. El objetivo del marketing es vender sus productos o servicios para satisfacer a los consumidores, y por otro lado la publicidad busca informar, persuadir y recordar los productos, servicios o marcas de su empresa.

El marketing es un proceso a largo plazo que se compone de varias estrategias muy bien definidas, según el objetivo de la empresa. Y la publicidad es una acción a corto plazo, definida para cada acción que se quiera llevar a cabo con un producto o servicio.

¿Debemos centrarnos en una y dejar a un lado la otra?

La publicidad forma parte del marketing y es un componente o acción más del plan de marketing. Además puede llegar a considerarse el más relevante de todos, ya que puede lograr llamar la atención y atraer a un número elevado de consumidores. Una persona no puede llegar a ser nuestro cliente potencial si no sabe, no conoce o nunca ha escuchado hablar de nuestro producto.

En definitiva estos dos conceptos van de la mano y depende uno del otro, por ello deben trabajar juntos para llegar al éxito.

¡Marketer@s, hasta aquí la lección de hoy! Espero que con este artículo, os haya aclarado un poco más tanto los conceptos como las dudas referentes a las diferencias entre marketing y publicidad. Nos vemos en el siguiente post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 5 =